Marbella cierra su transición

Compartir Diana Morales | Ene 11 2011

A medida que las buenas noticias empiezan a ser más que las malas noticias, Marbella empieza el año segura de que a pesar de que queda mucho por hacer, está ya consolidado el camino hacia su recuperación.

La corrupción que permitió la construcción ilegal de viviendas en zonas verdes fue el resultado de la burbuja inmobiliaria que sufrió el país en general, y Marbella en particular. La situación estaba controlada mientras las ruedas del comercio y el motor de la construcción giraban a toda velocidad, pero cuando el boom inmobiliario perdió velocidad en el 2006, todas las prácticas ilegales que se habían llevado a cabo durante los años de la burbuja inmobiliaria empezaron a salir a la luz. El resultado fue una serie de investigaciones al mas alto nivel que culminaron con la detención de alcaldes, abogados, notarios y promotores inmobiliarios a lo largo de la costa sur de España.

Naturalmente, este fenómeno no sucedió solo en esta zona, pero aun así le hizo un tremendo daño a la reputación de Marbella, situación que empeoró cuando el Gobierno nacional intervino para disolver la Corporación Municipal como consecuencia de los escándalos de corrupción. Una ciudad que no estaba capacitada para gestionarse a si misma difícilmente fuese apta para auto-gobernarse, de modo que una comisión gestora relevó a la Corporación municipal bajo estricta orientación por parte del los gobiernos autónomos y nacionales. En el léxico español, la palabra ‘Marbellización’ se convirtió en sinónimo de sobre-construcción y especulación inmobiliaria.

Puerto Banus, Marbella, Spain

El camino a la recuperación

No es un fenómeno nuevo tampoco. Jesus Gil, el hombre asociado con las irregularidades de planeamiento en el Ayuntamiento de Marbella, fue el alcalde que “limpió” la ciudad en los 90 e invirtió en un programa de mejora y promoción que contribuyó no solo a los booms turísticos e inmobiliarios que le siguieron, si no que también mejoró la calidad de vida en Marbella. Ahora era el turno de la alcaldesa Ángeles Muñoz, de “limpiar” la ciudad y su reputación de nuevo solo que esta vez contaba con muy pocos medios.

El desastre financiero en el que estaba sumergida la ciudad y los poderes limitados con los que contaba la Alcaldesa al estar observada de cerca por ciudadanos y políticos, hicieron que el proceso de recuperación fuera lento. Pero este marco no es del todo negativo para la ciudad, ya que lo que Marbella necesita es mucho más que una campaña promocional o ‘cambio de cara’. A su manera lenta pero segura, Ángeles Muñoz ha atacado los problemas de raíz, trayendo un nuevo orden al Ayuntamiento que contribuyó a un mejor funcionamiento, propicio para ratificar el nuevo PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) en 2010.

Planeamiento urbano Restaurado

Cada pueblo y ciudad de España cuenta con un Plan Urbano, pero el plan del 1986 sobre el cual Marbella trabajaba estaba totalmente obsoleto y colapsado, por lo que era vital la formulación de un Nuevo Plan que lo sustituyese. Tras 4 años de batallas legales e investigaciones constitucionales Marbella ha sido capaz finalmente de elaborar un plan que contemple no solo el pasado si no también, y fundamentalmente, el futuro. Estos dos objetivos no siempre son fáciles de aunar, pero la alcaldesa ha adoptado un enfoque pragmático para solucionar el problema de las miles de viviendas ilegales construidas en años recientes a la vez que se propuso evitar que algo así pudiese ocurrir de nuevo.

Mucha gente considera el plan demasiado “severo”, mientras que otros hubieran preferido ver muchas mas propiedades fuera del plan urbano y por tanto susceptibles de ser demolidas, aunque cierto es que en general la gente no considera práctico demoler propiedades que no debieron haberse construido, en especial aquellas que están habitadas. El Ayuntamiento no solo ha querido facilitar la regularización de las viviendas ilegales, si no también garantizar a los ciudadanos que las nuevas leyes establecidas en el PGOU impedirán nuevos desmanes urbanísticos como los anteriormente acontecidos.

Marbella Coastline

Estas garantías son más que simbólicas ya que Marbella depende de la confianza de inversores y compradores de viviendas, y esto solo se puede reinstaurar a través de una convicción verdadera y confianza absoluta en un Gobierno local capaz, y con la certeza de que el Plan Urbano es el adecuado. En otras palabras, Marbella ha tenido que demostrarle a la opinión pública, a los medios de comunicación y a los inversores, que el estado de derecho ha reemplazado a la corrupción; un largo proceso que llevará tiempo interiorizar pero que finalmente está cobrando el vigor y la fuerza necesarios.

Pasando página

Aunque el Ayuntamiento no disponga de los fondos necesarios para implantar rápidas soluciones a los problemas de inversión loca y desarrollo, ha dado grandes pasos para cimentar una recuperación segura y sin pausa. La confianza en Marbella se está recuperando, y el verano del 2010 proporcionó muchos signos alentadores a la industria turística, mientras que la venta de propiedades especialmente en el sector de lujo ha mostrado una reactivación constante. Por primera vez en varios años, los informes que llegan desde fuera de la ciudad son mayoritariamente positivos, y la imagen de Marbella está en alza.

Un ejemplo tangible de esto fue la visita de la Primera Dama Americana, Michelle Obama. Se ven famosos nacionales e internacionales regularmente en Marbella, pero recibir un visitante de este perfil es verdaderamente una ocasión especial, y el tipo de evento que reposiciona a Marbella, y le pone de vuelta en el foco. La visita de Michelle Obama no fue una maniobra de marketing del Ayuntamiento si no mas bien una decisión personal de la mujer del Presidente que vino a visitar a una amiga, hecho que Marbella ha aprovechado para promocionar sus encantos y para beneficiarse de la popularidad que esta noticia generó a nivel nacional e internacional. Mientras que la Sra.Obama visitaba el lujoso Hotel Villa Padierna, personalidades de la talla de Antonio Banderas y Eva Longoria acudían a la Gala Starlite, una muy buena coincidencia y un indicio de cómo Marbella sigue siendo un imán para famosos de todo el mundo.

Marbella cuenta además con muchos factores positivos tales como el clima, su ubicación, gran infraestructura y calidad de vida, que la transforman en un sitio único. Con un Ayuntamiento decidido y lanzado a lograr este objetivo, la aprobación del nuevo PGOU y los programas de mejoras de infraestructuras, Marbella ha pasado página y se encamina de nuevo hacia la elite.

Noticia Relacionada: Artículo publicado por El Sur el 2 de Enero


  • Compartir artículo