Marbella competirá con Puerto Banús y Mónaco

Compartir Diana Morales | Jun 7 2011

El sueño dorado de Marbella de tener su propio puerto turístico parece a punto de hacerse realidad. La idea de ver grandes cruceros atracados junto a nuestras playas era parte de una visión imaginaria, un espejismo. Ahora esta imagen pasará a formar parte de la realidad.

Un gran impulso para la economía local
Las negociaciones se han prolongado durante meses, pero esta semana el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía anunciaron la adjudicación del proyecto en una concesión por un periodo de 40 años a la UTE (unión temporal de empresas) Nasir Bin Abdullah & Sons, Puerto Deportivo Marbella, S.A. y Ayuntamiento de Marbella. La propuesta del Jeque de Qatar, Sheik Abdullah Ben Nasser Al-Thani, que también es el propietario del Málaga C.F., se impuso a otras UTEs locales principalmente porque la adjudicataria ofrecía mejores garantías económicas, una de las más importantes es el hecho de que realizará las obras con recursos propios.

La Junta de Andalucía cifra la inversión en 86 millones de Euros, si bien fuentes del grupo empresarial catarí hablan de una inversión total que supera los 400 millones de Euros. De cualquier manera es evidente que la ampliación del puerto de La Bajadilla, situado en la zona este de Marbella, para convertirse en lo que esperan que sea “la marina más importante del Mediterráneo” beneficiará enormemente a Marbella.

Marbella competirá con Puerto Banús y Mónaco

El puerto albergará cruceros
En esencia, el proyecto incluye un eje central con un muelle de atraque de 200 metros de longitud rodeado y protegido por un muelle circular con una circunferencia de 911 metros. El puerto tendrá una capacidad total de 1220 atraques, así como la posibilidad de albergar varios cruceros a la vez. En los 155.000 metros cuadrados de terreno se construirá un centro comercial, un hotel de lujo y un aparcamiento subterráneo con 450 plazas. También se incorporará al complejo náutico una versión actualizada del puerto pesquero existente.

Más que simplemente ampliar la capacidad del puerto actual y añadir un muelle de atraque y punto de desembarco para los pasajeros de los cruceros, el nuevo Puerto de Marbella se convertirá en un punto de gran atractivo turístico en sí mismo, rivalizando con Puerto Banús y plantándole cara a destinos clásicos mediterráneos tales como Mónaco y Porto Cervo.

El proyecto de ejecución deberá presentarse en un plazo de 6 meses y se espera un plazo de ejecución de 4 años. Aunque puede que tarde algo más de 5 años en estar plenamente operativo, el desarrollo del proyecto supondrá un gran empuje a los negocios y trabajadores de la zona. Al estar situado en la parte este de Marbella, es posible que tenga un impacto mínimo sobre el turismo actual y seguramente encabezará la expansión y desarrollo de todo el litoral oriental de Marbella, junto con el polígono industrial.

Una oportunidad sin precedentes
El puerto aportará nuevos servicios e instalaciones y atraerá más turistas a Marbella pero el impacto de este proyecto va más allá de la ampliación de la oferta turística. Muchos lo ven como el catalizador de la nueva etapa en el desarrollo de Marbella, en el que la ciudad en sí, y sobre todo su litoral se beneficiarán de la revitalización, renovación, mejora medioambiental y accesibilidad de toda la franja costera. Una prueba fehaciente de la evolución de Marbella para consolidar su madurez como destino turístico de referencia, pero también una magnífica oportunidad para establecer las que serán las señas de identidad a nivel mundial en el futuro de la ciudad.


  • Compartir artículo