Festival de Cine de Málaga

Compartir Diana Morales | Abr 25 2012

El Festival de Cine de Málaga se ha consolidado como una cita anual muy esperada en el calendario cinematográfico, convirtiéndose en un importante escaparate internacional para el cine y arte español. Aunque también se presentan documentales y películas extranjeros, que fundamentalmente sirven para llamar la atención sobre el talento de países no tan conocidos, la semana del Festival de Málaga es una plataforma natural para la promoción de películas de firma española.

La gran protagonista de esta edición, celebrada del 12 al 28 de abril, ha sido la actriz Elena Anaya, galardonada con el Premio Málaga Sur por su trayectoria profesional. Otros nombres importantes del panorama nacional incluyen a Ángela Molina, María Valverde e Inma Cuesta, junto con otras caras famosas en Europa e incluso Hollywood. El cine español ha evolucionado mucho en las últimas décadas, tomando el testigo de otros países con mayor tradición cinematográfica, como Italia y Francia, para convertirse en el líder del cine europeo de los últimos años.

A pesar de los recortes en los fondos destinados a la industria del cine debido a la crisis económica, en España se sigue produciendo material creativo que resulta atractivo, entretenido y exportable. Los organizadores de esta edición reflejaron la sobriedad de la situación actual ofreciendo un evento que se alejaba un poco de las distracciones secundarias para centrarse en reunir a los mejores talentos artísticos de España y mostrarlos al mundo.

El evento ha tenido una gran acogida por parte de los espectadores locales en Málaga, que pudieron disfrutar de la proyección de películas en 3D en la famosa y céntrica Calle Larios, sentados en butacas hinchables. El público más joven ha sido especialmente entusiasta y no han dejado pasar la ocasión de saludar a las estrellas en la alfombra roja – incluso coincidiendo con la retransmisión del partido Real Madrid – Barça en directo. Incluso si solo algunos de estos jóvenes se convierten en fieles seguidores de la carrera profesional de algunas de las jóvenes promesas nacionales e internacionales en los campos de la actuación y la dirección, el que acudan a ver cine independiente de buena calidad es una buena señal.

Aspectos culturales

“Los Pelayos” de Eduard Cortés fue la encargada de abrir la presente edición del festival, siendo la primera de un festín de películas independientes, incluyendo Miel de Naranjas de Imanol Uribe, Les Adieux á la Reine de Benoît Jacquot y Kanimambo. Pero el Festival de Cine de Málaga es más que asistir a la proyección de buenas películas y ver a las estrellas en la alfombra roja. También ofrece talleres, reuniones, galas y exposiciones que se celebran tanto en el Teatro Cervantes como en el Echegaray y el famoso Cine Albéniz, incluso en el fabuloso marco del Museo Carmen Thyssen, asegurándose que los mejores escenarios de la ciudad comparten protagonismo en la 15 edición del Festival de Cine de Málaga.

www.festivaldemalaga.com


  • Compartir artículo