Cabopino: el otro puerto de Marbella

Compartir Diana Morales | May 3 2012

Situado aproximadamente a medio camino entre Marbella y Fuengirola, Cabopino es una alternativa más acogedora al afamado Puerto Banús. Desarrollado en 1980, este precioso puerto tiene un encanto tranquilo y sutil que sigue atrayendo visitas. En muchos aspectos, Puerto Cabopino es el polo opuesto a Puerto Banús, ofreciendo un toque del clásico ambiente veraniego español aderezado con una buena dosis de exclusividad.

Cabopino se encuentra a tan solo 12 kilómetros al este de Marbella, siendo parte de una serie de extensas zonas residenciales que se extienden a lo largo de la costa y hacia el interior. Escondido entre una franja de pinos que rodea la costa, es uno de los secretos mejor guardados de la Costa del Sol, un lugar ideal frecuentado por residentes locales y asiduos visitantes, ya que aparte de su belleza, Cabopino goza de una ubicación excepcional en primera línea de playa.

Puerto Cabopino

El principal atractivo de esta zona es el puerto en sí, que cuenta con 169 atraques donde los yates y las lanchas están rodeados de agradables restaurantes, cafeterías y lujosos apartamentos que completan una preciosa estampa. Aquí se percibe un ambiente relajado y lánguido donde la proximidad del mar se aprecia con mayor intensidad que en muchos otros puertos. Aunque cuenta con un edificio cuya altura sobresale algo de la media, no perturba el aire entrañable del puerto, que representa el único núcleo de construcción de la zona.

Extendiéndose hacia ambos lados del puerto están los pinares característicos de esta parte del litoral, de los que se origina el nombre de esta zona y que dan paso a elevadas dunas y una larga y ondulante línea de costa salpicada de chiringuitos de madera enclavados junto a zonas de dunas en estado virgen, en un entorno natural donde las amplias playas dan paso a una zona nudista.

Frecuentada por amantes del sol, familias de vacaciones, entusiastas de los deportes acuáticos y turistas de autocaravana, aquí también se encuentra una de las torres vigía mejor conservadas de toda la costa de Andalucía. Asociadas con la época de la conquista árabe y la reconquista de los Reyes Católicos, muchas datan de los tiempos romanos e inclusos fenicios, cuando los vigías utilizaban señales de humo para advertir a los asentamientos de los alrededores del ataque inminente de los piratas.

Casi tocando las dunas, se encuentra la zona residencial de Cabopino, que se extiende al este del puerto, distanciándose de los principales enclaves naturales pero también rodeada de pinos. Se compone de diversas urbanizaciones, la mayoría de casas individuales de tamaño mediano pero también complejos de apartamentos de lujo en edificios de baja altura y con frondosas zonas ajardinadas. Con este privilegiado entrono natural, su proximidad a las playas y fácil acceso a tiendas, colegios, campos de golf y Marbella centro, no es de sorprender que las propiedades de esta zona tengan una gran demanda y que los propietarios no suelan desprenderse de ellas.


  • Compartir artículo