Los Angeles - California

La naturaleza responde al confinamiento

Compartir Pia Arrieta | Abr 28 2020

Como sabemos, incluso los hechos negativos tienen su lado positivo, como se suele decir: “no hay mal que por bien no venga”. Mientras sufrimos el confinamiento como consecuencia del Coronavirus, es realmente difícil encontrar esa parte favorable pero si ahondamos lo suficiente siempre hay algo que celebrar.

Ausencia de tráfico y contaminación en Los Ángeles, California

Ausencia de tráfico y contaminación en Los Ángeles, California

Una de las cosas positivas que nos deja esta experiencia que estamos viviendo es la certeza de que tenemos una resiliencia mayor de lo que creíamos, tanto a nivel personal como colectivo. Muchos aprovechan este momento para desacelerar su ritmo de vida, descansar, hacer cosas que anteriormente no hacían y tomarse un momento para reflexionar. De hecho es muy probable que muchos adapten sus estilos de vida una vez que todo vuelva a la normalidad para pasar más tiempo con la familia, amigos y otras cosas igual de importantes en la vida.

Desde nuestros hogares vemos escenas poco habituales de las calles vacías en las ciudades de todo el mundo.

La naturaleza se regenera a sí misma

Además, es un aliento el ver la generosidad y solidaridad que ha mostrado la población en general, y en términos de naturaleza es realmente gratificante ver cómo se rejuvenece rápidamente, dada su capacidad de regenerarse a sí misma. En estos días vemos muchos animales paseando por los pueblos y ciudades de todo el mundo durante la cuarentena.

Como ejemplo podemos tomar los canales de Venecia, que en condiciones normales están atestados de turistas, embarcaciones y taxis acuáticos pero en ausencia de éstos por el confinamiento se ha podido apreciar el agua con un color cristalino que hacía muchos años que se no se veía. En India, como apreciamos en esta foto, se han reducido drásticamente los niveles de aerosol en la atmósfera.

NASA Earth Observatory

Fuente: NASA Earth Observatory

Los sedimentos que constantemente acumulan los canales producto de la actividad humana impedían notar la claridad del agua. Mientras que las noticias acerca de delfines nadando en los famosos canales de Venecia resultaron ser falsas, National Geographic confirmó la presencia de cisnes en la isla de Burano, y las noticias medioambientales que nos inundan estos días son esperanzadoras puesto que muestran que la naturaleza puede recuperarse rápidamente del daño diario que le inflige el ser humano.

Ocurre lo mismo con la polución y el smog en las principales ciudades chinas, y en los mayores centros urbanos en todo el planeta, y también con la contaminación ambiental que produce el turismo y el tránsito de personas. Los cielos también se han limpiado gracias a la drástica reducción de vuelos que presenciamos esto días, y aunque todo retornará a la normalidad una vez que esto acabe, es una buena noticia el saber que la naturaleza puede auto regenerarse del daño que le causamos a diario.

Beijing, China. Puerta de la Torre de Tinananmen sin visitantes.

Beijing, China. Puerta de la Torre de Tinananmen sin visitantes.

Muy cerca de nosotros

No es necesario viajar a China o la India para apreciar los efectos positivos de esta crisis sobre la naturaleza. En Marbella también se han visto delfines chapoteando a pocos metros de las playas de la Costa del Sol, mientras que el canto de los pájaros se aprecia más que nunca y las cabras montesas y los ciervos se pueden ver con más frecuencia en las zonas de laderas boscosas, como ha sido el caso en las carreteras de Ojén y Ronda. Asimismo han aparecido tortugas en la playa de Benabola en Puerto Banús y vacas tumbadas en la arena de las playas de Bolonia cerca de Tarifa.

De modo que quizás el mensaje que hemos recibido durante este confinamiento inusual es la necesidad de ajustar nuestro ritmo de vida y el modo en que nos comportamos para lograr una armonía mayor con el medioambiente y nuestro entorno natural. Mientras tanto, esperamos impacientes poder volver a pasear rodeados de naturaleza y disfrutar de los preciosos paisajes de esta región tan privilegiada en la Costa del Sol.


  • Compartir artículo