Distinguida residencia en Sierra Blanca

El delicado resurgir del mercado Inmobiliario de Marbella

Compartir Pia Arrieta | Jul 15 2020

El confinamiento causado por el Coronavirus forzó una desaceleración en el mercado inmobiliario de Marbella, pero desde la reapertura de fronteras se ha notado un resurgir en el interés de los clientes. Pero ¿qué necesita el sector inmobiliario español para reforzar esta tendencia a medio y largo plazo?

Distinguida residencia en Sierra Blanca

El 2019 parecía ser la culminación del periodo de recuperación de la crisis financiera que comenzó alrededor del 2013 en la Costa del Sol y algunos años más tarde en el resto de España. El primer semestre del 2019 hubo una leve desaceleración en el mercado local Marbellí, pero volvió a crecer en la segunda mitad de año, y el incremento se mantuvo en el primer trimestre del 2020 -hasta la aparición del Coronavirus-, hecho que sorprendió a muchos que preveían un comienzo de año menos activo. Los temores de la recesión parecían desvanecerse.

Pero de repente, ocurrió un hecho totalmente inesperado, el Coronavirus. Antes de que pudiéramos siquiera entender la magnitud de lo que ocurría, estábamos ya confinados, y la economía global casi totalmente paralizada. Esto provocó que muchos agentes de la industria mostraran su resiliencia, y a través del uso de la tecnología, continuaran con su actividad mediante el uso de tours virtuales, herramienta que seguirá vigente una vez superada la crisis del Covid 19. Justo es decir, que desde que España comenzó a suavizar las prohibiciones de circulación de sus habitantes en Mayo y Junio, se ha visto una fuerte demanda en las peticiones de información, y las visitas a propiedades han comenzado nuevamente, lo cual es un hecho positivo para la industria.

Mirando hacia adelante

Gran parte de este interés se ha generado durante el período del confinamiento, pero también refleja un creciente interés en propiedades, estilo de vida y oportunidades de inversión en regiones como la Costa del Sol. La crisis aún no ha afectado a los precios de manera notable aún, y la demanda de viviendas es sólida en toda la costa y en los diferentes segmentos, aunque suponemos que el sector que más se verá afectado en el corto-medio plazo, será el de las propiedades cuyos precios oscilan entre los 100.000 y 400.000 euros. El segmento de lujo en las mejores áreas de la ciudad como la Milla de Oro, permanece intacto, y la posibilidad de que vuelva a haber reposesiones bancarias podría beneficiar un poco al segmento bajo.

Para mantener la demanda actual, la industria requerirá que ciertos factores jueguen a su favor; los precios deberían estabilizarse en comparación con años anteriores, los Bancos deberán mantener su financiación a promotores y particulares, y las tasas de interés tendrán que mantenerse a un tipo bajo, como en la actualidad. Hemos notado que la tendencia se inclina poco a poco a una arquitectura Mediterránea contemporánea, de interiores naturales, las reventas cobran mayor protagonismo, pero también se vislumbra un mayor interés en la búsqueda de propiedades con jardines, y aquellas viviendas ubicadas en entornos naturales como El Madroñal, La Zagaleta, o La Quinta.

De hecho, aquellas fincas en las afueras de Marbella parecen vivir una segunda juventud, y son una excelente opción para aquellos que buscan espacio y respirar aire libre. Estas preciosas casas con aroma rústico Andaluz, son una alternativa perfecta, a una corta distancia de Marbella, pero muy cerca de la playa y de todo tipo de servicios.

Pareciera que la experiencia del Covid ha tenido un fuerte impacto en la demanda de propiedades en Marbella, y a pesar de que no parece haber signos de desaceleración ahora mismo, el sector deberá asegurar las condiciones propicias (mencionadas con anterioridad) para evitar una caída de la actividad.


  • Compartir artículo