Certificado de efciciencia energetica, Espana

Nuevo Certificado de Eficiencia Energética para casas en España

Compartir Diana Morales | Feb 8 2013

Durante años, ha sido habitual escuchar quejas desde fuera de España por la escasa concienciación de nuestro país en materia medioambiental, pero gracias a las normas de la Unión Europea el gobierno español está dando prioridad a estos asuntos, específicamente en lo relativo a la construcción de inmuebles.

Certificado de efciciencia energetica, Espana

Un ejemplo de las iniciativas para proteger el planeta es el nuevo Certificado de Eficiencia Energética, que será obligatorio para todas las propiedades a la venta y en alquiler en el mercado inmobiliario a partir de Abril 2013.

Este certificado era ya un requisito para todas las viviendas de nueva construcción desde la aprobación del Real Decreto correspondiente en 2007, pero en 2013 se extiende la obligatoriedad a todas las edificaciones previas a esa fecha y que hasta ahora no lo necesitaban. Los requisitos se basan en la directiva adoptada en el año 2000 por todos los países miembros de la Unión Europea, en la que se establecieron objetivos para el ahorro energético en la construcción – un sector responsable del 40% del consumo de energía en Europa.

Los Certificados deben ser emitidos por técnicos independientes y debidamente cualificados. Muchas empresas y profesionales están ofreciendo estos servicios, pero es importante que muestren sus credenciales y la autorización correspondiente que les faculta para emitir el certificado. En estos momentos es difícil determinar el coste de la certificación en cada caso, ya que depende de factores individuales de cada vivienda, pero un importe orientativo para un apartamento de 150m2 sería aproximadamente 250€ más IVA, que lógicamente aumentará en función del tipo de edificación (apartamento, unifamiliar, local, etc.) y otras circunstancias. Un dato positivo es que la obligatoriedad del certificado generará la creación de unos 300.000 puestos de trabajos en la próxima década.

Certificado de eficiencia energética en los hogares españolesLos técnicos competentes medirán el consumo energético de la propiedad y las emisiones de dióxido de carbono, estableciendo una clasificación desde la A (muy eficiente) a la G (grandes pérdidas energéticas), similar a las que vemos habitualmente en los electrodomésticos. El resultado final depende en gran medida de las pérdidas de calor en zonas como el tejado, paredes y techo – algo que habitualmente los propietarios pasan por alto en climas suaves como el de Marbella, pero sin embargo tienen un impacto significativo en el consumo energético, y algo tan simple como vigilar el cerramiento de ventanas ó instalar un material aislante puede suponer un importante ahorro en la factura energética global. El técnico también calculará la eficiencia de otros elementos como la calefacción, suministro de agua caliente e iluminación.

Obviamente, a la hora de vender un apartamento, local ó casa unifamiliar con buena calificación energética tendrá un valor superior en este mercado tan competitivo que otra propiedad poco eficiente. Los propietarios que hayan sido diligentes en el mantenimiento de sus viviendas sustituyendo las ventanas y cerramientos, incorporando aislamiento térmico y un buen sistema de calefacción, verán el fruto de su esfuerzo con la aplicación de la nueva normativa. Se estima que una inversión de 2000€ podría mejorar la calificación energética de una vivienda al menos en un nivel y se podría rentabilizar directamente en el plazo de 5 a 6 años.

Estamos seguros de que los Certificados de Eficiencia Energética son una medida positiva para el mercado inmobiliario en Marbella y la Costa del Sol, y no olvidemos que en definitiva se trata de preservar el medioambiente para futuras generaciones. Por ahora es necesario señalar que a partir de abril 2013, los Notarios exigirán que el vendedor aporte el Certificado de la propiedad como requisito para firmar la Escritura de compraventa e igualmente el propietario deberá aportarlo si desea alquilar la vivienda.


  • Compartir artículo