Residencia para inversores en España

Residencia para inversores en España

Compartir Pia Arrieta | Jun 13 2014

Mucho se ha escrito sobre la Ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores que, entre otras cosas, ofrece a los ciudadanos de países no pertenecientes a la Unión Europea la obtención de visado de residencia por un año si invierten un mínimo de 500.000€ en la compra de una propiedad. En zonas turísticas como Marbella, la interpretación más práctica es la de compra de propiedad a cambio de permiso de residencia, pero en realidad esta Ley es mucho más que eso, ya que su objetivo es favorecer la inversión en proyectos empresariales de interés general, así como en inmuebles tanto comerciales como residenciales, apoyando así el crecimiento económico del país.

Residencia para inversores en España

El permiso de entrada en España conlleva también acceso a los otros 26 países de la UE, y los inversores que obtengan este permiso de residencia también podrán solicitar su renovación, con una validez de dos años, y sucesivamente. Uno de los aspectos positivos de esta modalidad de visado es que no requiere seis meses de permanencia en España, sino un mínimo de un viaje al año a nuestro país.

Otra ventaja adicional es la rapidez en la concesión del visado, cuyo trámite es de tres semanas aproximadamente. No obstante, su concesión no es automática. Los interesados no pueden constar en las bases de datos de delincuentes internacionales, y también han de aportar pasaporte con validez superior a un año, dos fotografías, un certificado de antecedentes penales, seguro médico vigente en España, certificado de matrimonio y de nacimiento de los hijos – en los casos necesarios y, por supuesto, la escritura de compraventa de una o más propiedades por valor superior a 500.000€.

En caso de que no deseen hacer el trámite en persona, los solicitantes pueden otorgar un poder a favor de un representante de su elección, aunque las autoridades pueden requerir información adicional y la comparecencia personal del interesado. Los extranjeros que compren una vivienda por importe inferior a 500.000€ también pueden solicitar la residencia, pero por el procedimiento habitual que suele tardar aproximadamente tres meses. La obtención de residencia al amparo de esta nueva ley también es aplicable a los extranjeros que depositen un millón de euros en una cuenta bancaria en España, compren acciones de una empresa española por valor de un millón de euros, inviertan dos millones de euros en deuda pública española o tengan un proyecto empresarial a desarrollar en España que genere puestos de trabajo.

Resumiendo, esta nueva ley que ya está en vigor, tiene como objetivo promover la inversión en España, ya sea en forma de bienes inmuebles, creación de negocio o inversión financiera, y al hacerlo ofrece un procedimiento acelerado de concesión de residencia que puede ser de gran valor para los ciudadanos de países fuera de la Unión Europea que desean establecer una base en nuestro país o tener a la familia dentro de las fronteras seguras y protegidas de la UE.

Si desea encargar la tramitación de su permiso de residencia, nuestra oficina puede facilitarle datos de profesionales cualificados y con amplia experiencia.


  • Compartir artículo