Las transmisiones inmobiliarias en España se agilizan

Compartir Pia Arrieta | Sep 16 2015

Para todos aquellos que estén pensando en comprar un inmueble, la buena noticia es que los trámites de transmisión de la propiedad se están agilizando. El sistema español de Registro de la Propiedad y de información general del Catastro está realizando un esfuerzo no solo para acelerar y simplificar el proceso de transacción inmobiliaria, sino también para eliminar información contradictoria.

Las transmisiones inmobiliarias en España de agilizan

En ciertas ocasiones, han surgido problemas cuando la información sobre los linderos de terrenos o parcelas en el Registro de la Propiedad resultaba ser diferente a la del Catastro. Hasta ahora, la información del Registro se presentaba en forma de una descripción por escrito, por lo general, sin datos gráficos (por ejemplo, un mapa o plano). A veces, cuando se compara esa descripción de los mapas en el Catastro, los datos no coinciden, lo que lleva a un conflicto legal sobre linderos.

Se complica además por el hecho de que el Registro de la Propiedad y el Catastro se centran en información diferente, en la que el Catastro, por ejemplo, no modifica las descripciones de los inmuebles para incluir reformas y ampliaciones.

Bajo la nueva normativa, el intercambio de datos entre las dos entidades será mucho más libre. En su intervención en un seminario sobre el tema, Pérez de Vargas Abogados constató que los cambios más importantes son que el Registro tendrá que incluir una representación gráfica de la propiedad, mediante el uso de mapas y planos del Catastro, que sustituirá a la descripción escrita. Por su parte, la descripción del Catastro deberá incluir alteraciones y modificaciones a la propiedad (por ejemplo, ampliaciones) anotadas en el Registro.

Se espera que estas medidas agilicen la burocracia y faciliten el proceso de transmisión de bienes. Los funcionarios del Estado calculan que se eliminará la necesidad de tramitar unos 22.000 expedientes, con un coste total de 1,8 millones de euros al año.

Por el momento, los procedimientos para el intercambio de datos no están actualizados en la era de la informática moderna, por lo que es difícil cruzar datos de referencia de las dos entidades para comprobar si son correctos.

Con esta normativa, el proceso se está modernizando, simplificando y acelerando. Pérez de Vargas Abogados declaró en el seminario: «El aumento de la seguridad jurídica en las transacciones inmobiliarias, sin duda, será un valor añadido en la transmisión de la propiedad. Se evitarán conflictos que surgen hoy precisamente como resultado de la falta de coordinación entre las dos instituciones».


  • Compartir artículo