Un hogar para el estilo de vida de Marbella

Compartir Diana Morales | Ene 3 2012

Una clásica mansión de Marbella que aprovecha al máximo las vistas soleadas y el estilo de vida al aire libre por el que son famosos sus alrededores, esta villa, diseñada por Miguel Tobal, destaca por la inspiración de su diseño que combina elegancia imponente con el ambiente relajado de un lugar al que muchos quisieran llamar su hogar.

El lugar al que nos referimos es Marbella, La Cerquilla para ser exactos, una zona muy exclusiva que goza de gran privacidad, escondida entre la vegetación subtropical de Nueva Andalucía. Ocupa un valle donde los campos de golf se entrelazan unos con otros entre lujosas zonas residenciales, con vistas hacia el mar cerca de Puerto Banús y las montañas que se alzan en la parte interior de la Costa del Sol. La más alta y emblemática, La Concha, se erige majestuosa como para señalar la ubicación exacta de Marbella.

Cerca de tiendas, colegios, clubes deportivos, vida nocturna, puertos y playas, La Cerquilla sin embargo es un lugar donde predomina la tranquilidad, privacidad y vistas a los campos de golf. No es extraño que aquí se encuentren algunas de las mejores casas de Marbella, aunque pocas superan a esta preciosa casa con muros altos y elegantes que delimitan la parcela de casi 3.000m2. Alzándose en sus propios dominios, la casa tiene el porte de una gran mansión, con un impresionante camino de entrada de empedrado portugués artesanal, apropiado a su estatus.

El camino de entrada conduce a un garaje para tres coches y un magnífico patio cuya iluminación realza la belleza de la casa en el atardecer. Un pórtico clásico hace de preludio a las puertas modernas de madera maciza que se abren hacia un espacioso hall de entrada con suelos de mármol italiano. La primera impresión al entrar es de amplitud, acompañada por abundancia de luz natural y magníficas vistas. El hall se abre hacia la zona del salón, cocina y comedor, así como la elegante escalera que lleva a la primera planta, mientras que nos permite captar brevemente tentadoras vistas del jardín y alrededores.

Al entrar en cualquiera de las estancias podemos ver los espacios que se abren a su alrededor en una perspectiva abierta del salón, comedor y cocina pero al cerrar las bonitas puertas correderas de madera, cualquiera de ellas se convierte en un lugar privado para su uso específico. Los suelos de madera de nogal hacen juego con las puertas para proporcionar un ambiente cálido y hogareño en un decorado en el que predomina la luz y el frescor, propios del clima y estilo de vida de Marbella. Para subrayar esto, las estancias se abren a la amplia terraza cubierta que constituye una extensión de la casa al aire libre, incluyendo zonas de estar y comedor exteriores.

Al plegar las puertas de cristal, el exterior se funde con el interior, conectando las zonas de estar con la terraza, jardín y la piscina climatizada. Esto se hace especialmente evidente en la cocina de diseño con electrodomésticos Gaggenau, donde una barra de desayuno y el comedor exterior se disputan nuestra atención. Llevamos la vista hacia los jardines de césped impoluto que en la distancia nos revelan un valle subtropical cubierto de campos de golf y urbanizaciones rodeadas de árboles, con el mar Mediterráneo centelleando en la distancia.

A ambos lados del elegante aseo de invitados, en la planta baja encontramos tres de los seis amplios dormitorios de la casa, estando los otros tres situados en la privacidad de la planta superior. Rodeados de una gran terraza panorámica, los dormitorios tienen estupendas vistas, techos abovedados con vigas de madera, preciosos suelos de madera y lo último en confort e instalaciones, como por ejemplo los elegantes cuartos de baño con duchas de obra con hidromasaje y lujosas bañeras. Como es lógico, la suite principal es la más amplia y grandiosa, con un diseño y estilo especialmente atractivo y que cuenta con vestidores y cuartos de baño independientes.

En la planta sótano encontramos espacios prácticos tales como zona de lavandería, sala de máquinas y almacenamiento, un apartamento para el personal de servicio con una pequeña cocina y cuarto de ducha, pero también un gimnasio, bodega, sala de cine y una impresionante piscina interior climatizada con sauna y duchas que conecta con la zona de piscina exterior y terraza. Son detalles que subrayan no solo el estilo y el confort de lujo sino también el elevado nivel de tecnología que encontramos en toda la casa, ya que la propiedad incorpora los más avanzados sistemas de domótica, incluyendo iluminación, climatización y seguridad perimetral interior y exterior con controles repartidos por toda la casa ó incluso desde el ordenador del propietario desde cualquier lugar del mundo.

Construida con materiales, estilos y calidades clásicos combinados con los últimos avances en tecnología doméstica, esta vivienda es una imponente mansión y a la vez un hogar acogedor, ubicada en una de las mejores urbanizaciones de Marbella.


  • Compartir artículo