Tobal Arquitectos: una nueva imagen para Marbella

Compartir Diana Morales | Ene 20 2012

Como uno de los arquitectos más destacados de Marbella en los últimos 30 años, el argentino Miguel Tobal ha hecho su aportación profesional a un elevado número de viviendas y edificios emblemáticos de la zona. Trabajando con su hijo Diego, está dispuesto a seguir creando.

Decir que Miguel Tobal ha contribuido a dar forma a Marbella no es ninguna exageración, aunque este arquitecto no duda ni un segundo en puntualizar que siempre se ha centrado en la calidad por encima de la cantidad. “A lo largo de los años hemos tenido la suerte de participar en una gran variedad de proyectos, grandes y pequeños, pero siempre nos hemos centrado en el diseño de viviendas unifamiliares para particulares,” dice Miguel.

Una especialización que continúa hasta la fecha, aunque en la actualidad trabajan tanto en proyectos de nueva construcción como en reformas. “Lo que estamos viendo en estos momentos es que los compradores buscan las mejores zonas, lo que habitualmente les lleva a las urbanizaciones más consolidadas y exclusivas y supone adquirir una vivienda ya construida. En estos casos, se centran en la calidad de la parcela, en lo que se refiere a ubicación y orientación, más que en la vivienda en sí”.

En la mayoría de los casos, las viviendas en cuestión están anticuadas y el valor, y por supuesto el atractivo de la parcela, superan con creces los de la estructura que alberga. “Entonces el comprador tiene que decidir si quiere reformar ó empezar a construir desde cero”, añade Diego Tobal. “Normalmente es más barato demoler y empezar a trabajar sobre un lienzo en blanco, y es precisamente lo que suele ocurrir a no ser que la vivienda existente tenga mucho carácter ó algún otro valor intrínseco.”

La demanda ha cambiado
Otro motivo por el que las viviendas se reforman ó actualizan es porque las que se construyeron antes de los 90 en su mayoría no tienen las instalaciones y servicios que demanda el estilo de vida de nuestros días. “Hasta 1990, las viviendas tenían encanto, pero no tienen casi nada que ver con la manera en la que se construyen hoy”, dice Diego. “Para empezar, estaban concebidas más como residencias de verano, con escaso aislamiento sonoro ó térmico, infraestructuras técnicas ni el refinamiento moderno.”

“El precio de las viviendas, el coste de mantenimiento y la factura energética eran relativamente económicos, y los estilos de vida eran muy diferentes entonces. Hoy en día los propietarios demandan unos estándares técnicos muy altos, una larga lista de instalaciones tales como control de climatización, suelos radiantes, telecomunicaciones, sistemas de cine y sonido así como sofisticados sistemas de gestión automatizada e integrada que controlen todo, desde el riego automático hasta la seguridad y el control remoto de acceso por video.”

A medida que aumenta el confort, el diseño cobra más protagonismo. “El diseño se ha vuelto más asequible y relevante porque la gente viaja más y está expuesta a muchas más referencias culturales y visuales” dice Diego. “Lo que la gente espera del arquitecto no es lo mismo ahora que hace años, y desde luego muchos de nosotros queremos crear elementos de diseño propio que reflejen el carácter y forma de vida del cliente, dentro de un determinado presupuesto y sin que el resultado sea una vivienda tan personalizada que resulte invendible.”

Un punto de inflexión en el diseño y la promoción
A la pregunta de si estiman que los años locos del boom inmobiliario regresarán, padre e hijo nos dicen sin dudarlo: “esperemos que no”. Diego nos explica, “en Marbella nos encontramos en un punto de inflexión. Años atrás todo era blanco, se construía a un ritmo moderado, aunque con las limitaciones que comentábamos antes, y Marbella tenía su identidad propia. Entonces llegó el boom inmobiliario y Marbella perdió un poco los papeles, se planificó solo a corto plazo y llegamos a la promoción masificada sacrificando el diseño en la mayoría de los casos. Ahora las cosas están volviendo a su cauce lentamente y veo que la nueva era de desarrollo en Marbella trae consigo la revitalización de espacios existentes, tales como su maravilloso litoral y casco antiguo.”

“Es la marca de un mercado cada vez más maduro y estamos viendo las primeras señales de ello en las reformas y re-construcción de viviendas en parcelas exclusivas. Creo que vamos a ver un aumento de este tipo de re-desarrollo y menos promociones en terrenos no urbanizados. No solo va a revitalizar Marbella sino que también significará que las viviendas de nueva promoción estarán menos enfocadas a maximizar el volumen de construcción y más en proporcionar valor a segmentos específicos del mercado.”

Cuando les preguntamos sobre qué aspecto tendrá esta nueva Marbella en evolución, nos contestan – riendo – “Afortunadamente hay tantos arquitectos como proyectos para diseñar, con lo que siempre habrá una mezcla de estilos y acabados, pero creemos que las líneas modernas, el cristal y la abundancia del blanco serán rasgos predominantes.” Todos estamos de acuerdo en que el blanco es, con diferencia, el color ideal para Marbella. “Si, es limpio, fresco, moderno, práctico para este clima y también conserva un vínculo con la herencia cultural de esta región.” Y precisamente hablando de esto, les preguntamos si acaso todas las estructuras deben ceder ante esta nueva ola “No, una comunidad hace una selección natural de lo que quiere conservar y cuidar, y de lo que necesita renovarse, con la dinámica de los mercados como fuerza motriz, pero de todos modos, Marbella tiene una gran oportunidad para crear una identidad visual impactante en los próximos años.”

www.tobal.net


  • Compartir artículo