Puente Romano: elegancia en un entorno histórico

Compartir Diana Morales | Feb 11 2011

Tras el éxito del legendario Hotel Marbella Club, el Príncipe Alfonso von Hohenlohe, «niño mimado» de la jet set internacional desde los años 50, se involucró en un proyecto que daría su fruto en 1974 con la apertura de un complejo de lujosos apartamentos al lado del Marbella Club, en la famosa Milla de Oro de Marbella. Situado entre esta glamorosa milla y las playas Mediterráneas, Puente Romano tomó su nombre de un puente romano, vestigio de la Vía Augusta, que conectó Cádiz con Roma hace casi 2000 años.

Un destino popular
Actualmente rodeado de frondosos jardines subtropicales, el puente está rodeado por la arquitectura Andaluza de bordes suaves que hicieron de Puente Romano un sitio tan popular entre aquellos que pasaban temporadas enteras en Marbella. Entre ellos se encontraba el Señor Mouaffak Al Midani, que compró el complejo en 1979 y lo convirtió en un lujoso hotel de 5 estrellas, usando los espaciosos apartamentos privados como suites para el hotel. Con una larga lista de clientes famosos y el privilegio de acoger la celebración de la boda del tenista Bjorn Borg en 1980, Puente Romano rápidamente adquirió una reputación internacional que competiría hasta con el legendario Hotel Marbella Club.

La ubicación del hotel, en el corazón de la Milla de Oro y sobre un exclusivo terreno que desemboca en la playa, aseguró su atractivo a lo largo de los años. Muchas estrellas del espectáculo se han hospedado aquí, en parte debido a que el elegante Club de Tenis de Puente Romano se ha convertido en la sede de torneos internacionales de tenis y conciertos como los de Blondie, Ray Charles o los Gypsy Kings, entre otros. Los años 80 y 90 vieron como el Hotel ampliaba sus instalaciones para incluir nuevas y más lujosas suites, nuevos restaurante y un suntuoso Club de playa que es considerado como uno de los más exclusivos de Marbella.

Después de 1994, cuando la familia Shamoon compró Puente Romano, se añadieron nuevas instalaciones de catering, conferencias y banquetes para satisfacer la creciente necesidad de disponer de salas elegantes para celebrar glamorosos eventos, inauguraciones y fiestas. Recientemente ha habido una reforma completa que ha modernizado la decoración y las instalaciones a la vez que ha mantenido la sensualidad del estilo arabesco que le da a Puente Romano y también al Marbella Club su carácter elegante.

La Milla Millonaria de Marbella
Aquellos pocos afortunados que son dueños de una propiedad en las inmediaciones del Puente Romano pertenecen a un grupo selecto dentro de lo que es la ‘milla millonaria’ de Marbella. Aquí, entre la Milla de Oro y las playas del Mediterráneo se encuentran escondidas entre jardines frondosos, residencias privadas en calles tranquilas y recluidas. Algunas propiedades hasta llegan a ocupar terrenos que se extienden de carretera a mar y los precios pueden oscilar entre los diez millones de euros hasta por encima de lo sesenta millones de Euros.

En esta zona, donde preciosas villas con acceso privado a la playa se encuentran escondidas entre jardines y flora subtropicales, las palabras claves son ‘privacidad’, ‘seguridad’ y ‘discreción’. El tener el Puente Romano y el Marbella Club como vecinos añade al atractivo de la zona, y permite disfrutar de exquisitos restaurantes, clubs de tenis y clubs de playa. Las demás instalaciones y servicios de la Milla de Oro se encuentran a poca distancia y a pocos minutos en coche se encuentran las tiendas, vida nocturna y servicios de Marbella. Hay varios clubs de golf a menos de quince minutos en coche, y el más cercano – Dama de Noche – se encuentra a poco más de cinco minutos. Esto, y la posibilidad de tener su propio yate anclado a corta distancia de su casa hacen que esta zona sea una de las más deseadas entre los residentes con más poder adquisitivo de Marbella.


  • Compartir artículo