La elegante urbanización Guadalmina, en Marbella

diana
Diana Morales DM Properties
5 minutos de lectura

Caracterizada por grandes residencias privadas que bordean calles llenas de flores y árboles o rodean el Real Club de Golf Guadalmina, esta urbanización residencial consolidada es uno de los sitios residenciales más refinados y agradables de Marbella.

Guadalmina está dividida en dos zonas diferenciadas y conocidas como: Guadalmina Baja al sur de la carretera principal N-340 y del lado de la playa, y Guadalmina Alta del lado norte o ‘lado montaña’. El campo de golf es una característica prominente a ambos lados de la carretera, y como si no reconociera esta barrera se abre paso bajo la carretera de dos manos, principal vía pública de la zona, y trasciende la línea entre Alta y Baja.

Aunque Guadalmina Baja es considerada mejor zona, la parte norte aloja también algunas de las mas refinadas villas y complejos idílicos de la periferia de Marbella. Aunque en su mayor parte es una urbanización consolidada, con una concentración de baja densidad de lujosas villas con vistas al golf, la zona también consta de un pequeño numero de casas adosadas en el estilo de pueblo Andaluz. A estas se le suman atractivos apartamentos de diseños modernistas y vistas al campo de golf, que juega un papel central en la vida en esta parte de Marbella. Como es de esperar, Guadalmina es popular entre aquellos que juegan al golf, y sus dos campos de 18 hoyos llamados Norte y Sur, dominan el paisaje emulando un extenso y bien mantenido parque.

El Campo de Golf
Mientras que otras zonas de Marbella disfrutan de una herencia que les liga a Madrid, Sevilla, Alemania o el Reino Unido, Guadalmina primero sedujo a visitantes del País Vasco. Fue en el 1933 que el empresario vasco Norberto Goizueta observó el terreno de Guadalmina desde su yate. Situado al oeste de San Pedro, que entonces era un pueblo de agricultores, y en medio de extensos campos para cultivo agrícola, Guadalmina ofrecía una suave ondulación, frondosa flora y una larga playa que le llamó la atención.

Como otros que después le siguieron, Goizueta fue seducido por la belleza y clima de este lugar soleado, y para los años 50 él y sus hijos estaban limpiando campos de maíz, caña de azúcar y turba – para sorpresa de los granjeros que no podían haber imaginado el gran atractivo de Marbella como destino de golf en los años que siguieron. Al terminarse el campo Sur en 1959 el Club de Golf de Guadalmina se inauguró, iniciando una auténtica revolución de golf sin equivalente en Europa.

Para 1965 el campo de Guadalmina fue sede del Campeonato Español, el primero de varios torneos nacionales e internacionales que tuvieron lugar en él. El segundo campo de golf, diseñado por Folco Nardi, se añadió en 1973, atestiguando el crecimiento en la región y la creciente popularidad de Guadalmina como sitio donde jugar al golf, ir de vacaciones y vivir.

Un Lugar Favorito
Para entonces, aquellos en una posición como para darse un gusto se habían construido sus villas cerca de la playa y del campo de golf, y no mucho mas tarde unos promotores vascos fueron designados para construir nuevas viviendas de lujo al correrse la voz en el Norte de España y mas tarde en otras zonas. Hoy en día, la zona comparte el ambiente cosmopolita de Marbella, con una gran comunidad de españoles, escandinavos y británicos con una pasión común por el golf y un estilo de vida elegante, pero la conexión histórica con el País Vasco y Navarra sigue siendo un rasgo dominante de Guadalmina.

Aunque aquí se pueden encontrar algunas de las villas más espectaculares en terrenos sobre el mar, Guadalmina no se caracteriza por la ostentación sino mas bien por ser una urbanización privada y discreta de Marbella que es favorecida por algunos empresarios internacionales y celebridades. La vida social y comercial está enfocada hacia Marbella, con el pequeño pueblo de San Pedro de Alcántara que ofrece una variedad de actividades y servicios, aunque Guadalmina disfruta de sus propios servicios.

Estos incluyen un prestigioso colegio privado, una pequeña capilla para bodas y ceremonias, un centro comercial con tiendas, cafeterías, boutiques, restaurantes y servicios profesionales como doctores, dentistas, abogados y decoradores. El centro, que conserva un ambiente mayoritariamente español, tiene uno de los mejores restaurantes para pescado y tapas de la zona, y es un sitio popular para encuentros sociales especialmente durante los meses de verano. Gran parte de la vida de social de Guadalmina se centra en el Hotel Guadalmina, con sus instalaciones a pie de playa, y una casa club de golf que juega un importante papel en las vidas diarias de muchos de los residentes de la zona.

Con un atractivo entorno, con una relativa baja densidad y con su propio trecho de costa, a pocos minutos de San Pedro y a menos de diez minutos de Marbella, este es un oasis de paz y elegancia en las afueras de Marbella.

Diana Morales, 22 Dic 2010 - Estilo de vida

Artículos relacionados