El Madroñal, gusto exquisito en un entorno privilegiado

Compartir Diana Morales | May 13 2011

A veces encontramos casas grandiosas e impresionantes, otras que destacan por su encanto y elegancia en la decoración, pero esta lujosa mansión conjuga todos estos elementos ofreciendo un ambiente que tan sólo podemos calificar como espectacular, sin más.

Ubicada en un entorno a la altura de las circunstancias, a menos de 15 minutos de Marbella, accedemos a la propiedad a través de la carretera de Ronda (preciosa ciudad histórica situada a unos 50 km al norte) en un trazado ondulante que sube por la falda de la montaña rodeada de urbanizaciones exclusivas, casas lujosas y estupendas vistas. Las laderas están cubiertas con una vegetación exuberante de robles y pinos envolviendo las viviendas y otorgándoles privacidad; un marco perfecto para las imponentes vistas que abarcan desde la ladera de la montaña, bajando por los campos de golf hasta el mar y la línea de la costa donde se aprecia la silueta del Peñón de Gibraltar.

Villa de lujo en venta en El Madroñal, Benahavis

La propiedad está situada en El Madroñal, una de las zonas residenciales más exclusivas de las afueras de Marbella, donde se alza majestuosa dominando un paraje privilegiado. La entrada a la casa, de piedra artesanal, nos conduce a un patio tradicional de estilo propiamente rural, pero donde apreciamos la más pura inspiración mediterránea. Imponente sin dejar de lado unas proporciones armoniosas y el buen gusto de su diseño, esta casa es elegante y acogedora, con elementos exteriores tales como el patio, terrazas y zonas ajardinadas que invitan a adentrarse en la vivienda.

El interior es igualmente sugerente, desde la preciosa entrada que marca la pauta decorativa, hasta el salón, el comedor formal para invitados, la estupenda cocina con una mesa de generosas proporciones y la sala de cine, como también los dormitorios y baños de ensueño. Cada una de estas estancias ofrece una elaborada variedad de techos en diferentes niveles, vigas, ventanales, detalles arquitectónicos y acabados en los materiales más exclusivos sin perder en ningún momento la armonía ambiental que emana un gusto exquisito y un toque femenino de elegancia rústica.

Villa de lujo en venta en El Madroñal, Benahavis

El resultado es una propiedad equilibrada, que no ha sido construida para llamar la atención de manera ostentosa sino creando un entorno perfecto de vida para paladares sofisticados. Elegancia rústica con un toque distintivo del sur de Francia que se traduce en contraventanas de un gris suave, suelos de madera envejecida, finos complementos ornamentales, baldosas rústicas cortadas a mano, grandes chimeneas y exteriores con suelos de piedra andaluza. Todas las estancias son espaciosas sin dejar de ser acogedoras. La cocina es una estudiada armonía de clasicismo rústico y refinamiento moderno, lo que también es aplicable a los exuberantes dormitorios y cuartos de baño.

Aunque esta propiedad nos ofrece una gran variedad de zonas pensadas para recibir y atender invitados – desde el patio exterior hasta las terrazas y jardines frondosos – cualquiera de estos espacios también invita a disfrutar de apacibles momentos de tranquilidad en compañía de un buen libro. La altura de los árboles, las plantas elegantemente colocadas en jardineras y la hiedra que viste algunas paredes de la casa le otorgan un aspecto de consolidada madurez y sin embargo en su interior encontramos una vivienda absolutamente actual, con seguridad 24 horas, gimnasio, una moderna sala de cine con un equipo ultra moderno, piscina de 15 metros de largo, aire acondicionado y calefacción centralizados e instalaciones técnicas de última generación.

Villa de lujo en venta en El Madroñal, Benahavis

Una casa que le invita a hacer de ella su hogar, disfrutar de ella todo el tiempo posible, de sus preciosas habitaciones y patios, de sus numerosas terrazas y el incomparable paisaje con magníficas vistas. Una propiedad que ha sido diseñada, construida y decorada con gran refinamiento y buen gusto, para aquellos que saben disfrutar con autenticidad las cosas buenas de la vida.


  • Compartir artículo