¿Efectivo o financiación en el mercado inmobiliario de Marbella?

Compartir Pia Arrieta | Jun 22 2015

De la recesión a la recuperación y ahora al crecimiento, el mercado inmobiliario de la Costa del Sol ha pasado por una rápida transformación en los últimos años. Hace solo tres años, los precios y los volúmenes de transacciones alcanzaron su punto más bajo, y desde entonces la recuperación se ha consolidado en lo que podemos llamar un crecimiento real. No solo han dejado de caer los precios, que están empezando lentamente a subir de nuevo en medio de una fuerte demanda de propiedades Marbella. Esto se aprecia notablemente en los hogares modernos con los últimos estilos y comodidades, así como en un número creciente de nuevos complejos de lujo diseñados para atender esta demanda.

Fantástica Casa Familiar en Marbella

Junto con las tendencias descritas anteriormente se observa una evolución gradual en las formas de compra. Los primeros compradores fueron inversores, tanto privados como empresarios, tentados por los precios bajos. Conforme la demanda se fortalecía dominada por los compradores que demandan un alto estilo de vida, los inversores-empresarios cambiaban sus miras a propiedades sin terminar o sin vender para comercializar nuevos apartamentos y villas. Este último ajuste en las preferencias de los consumidores y la aparición de mejores precios en el mercado, ha provocado que las reventas resulten muy interesantes para aquellos que quieran modernizar una propiedad existente o bien conseguir más dinero por su casa.

¿Con o sin necesidad de financiación?

En este momento, las opciones son diversas en la zona de Marbella, y no paran de aumentar todo el tiempo. Hace poco, obtener un crédito era algo impensable en España, y el mercado dependía casi exclusivamente de los compradores sin necesidad de financiación procedentes de Escandinavia, Bélgica, Francia y Rusia. En la actualidad, la situación está evolucionando poco a poco. Algunos bancos concedían préstamos atractivos de su propia selección de propiedades, eso sí, bajo condiciones muy estrictas.

2014 ha sido testigo del regreso de las hipotecas en una escala más amplia, y esta tendencia está ganando impulso a medida que los bancos, ahora mejor capitalizados y más fortalecidos, están empezando a competir entre sí por el negocio hipotecario. Esta noticia resulta de particular interés para los compradores europeos, en general, y británicos, en particular; y jugará un papel crucial en la reactivación del comprador de vivienda español, en un escenario que presenta una economía en crecimiento, una bajada del desempleo, unos tipos de interés bajos y, cabe esperar, una bajada de impuestos.

El público que compra en la Costa del Sol no solo es altamente diverso en términos de mercados geográficos, sino que también se está ampliando en relación con los segmentos de precios. La recuperación ha sido en gran parte de arriba hacia abajo, comenzando con el segmento superior y continuando hacia la porción del mercado medio- alto que se ha beneficiado en gran medida de la mejora del crecimiento económico y de la disponibilidad de hipotecas con tipos de interés bajos. Los bancos siguen siendo estrictos con sus condiciones, pero mientras la mayoría otorga un máximo del 70% de financiación sobre el precio de venta, ya hay excepciones, y en poco tiempo la norma podría ser del 80% o incluso más.

Todavía no hemos alcanzado las condiciones para una recuperación del mercado en todos los segmentos socioeconómicos, y es poco probable que se produzca un auge del mercado de masas del tipo que hemos experimentado durante el último año, pero los signos de crecimiento sólido y sostenible para los próximos años se dejan ver. Los precios siguen siendo atractivos a los compradores, lo que supone que este es un momento ideal para invertir en hogar con estilo de vida propio en la Costa del Sol.


  • Compartir artículo