Villa en La Zagaleta construida para la vida moderna

Compartir Pia Arrieta | Feb 3 2015

El enclave

Esta elegante villa, desde su posición elevada en las laderas rodeadas de bosques de pinos de la finca La Zagaleta, cuenta con una orientación sur y disfruta de unas excelentes vistas al Mar Mediterráneo y a la costa, que abarcan desde Marbella hasta Gibraltar y el Norte de África.

Retiro Tropical en la Montaña, La Zagaleta

La propiedad, integrada en la naturaleza, rodeada de una exuberante vegetación, comparte un hermoso valle con un reducido número de villas. «Ofrece una óptima combinación de paz, privacidad y seguridad, sin estar aislada o desprovista de un sentido de comunidad», asevera su propietario, que eligió este lugar por ser una ventana abierta al esplendor natural.

En conjunto, las propiedades de este valle ocupan un lugar privilegiado en La Zagaleta, no solo por la belleza del paisaje, sino también por su orientación ideal y por las vistas inmejorables de esta exclusiva finca. «Es por ello que este sector de La Zagaleta fue el primero en ser escogido por los propietarios.» Sin embargo, no se trata de una villa antigua, ni siquiera recientemente renovada, sino que ofrece una peculiar combinación de la mejor ubicación y hogar contemporáneo.

La casa

Un camino privado, en una ligera pendiente, conduce hacia una explanada de adoquines situada delante de un amplio garaje. El diseño de baja altura característico de la villa se integra con el tono verde de la vegetación circundante y el azul intenso del cielo de Marbella. Los ricos tonos de terracota de la casa también aportan su toque de color; todos estos efectos fueron diseñados por el famoso arquitecto de la villa, cuya idea era reproducir una gran vivacidad de tonalidades.

Se trata de una vivacidad que contrasta con la sensación de paz y tranquilidad. En el interior de la propiedad, se accede a un amplio patio que rodea a la vivienda principal y al ala de invitados. El sonido del agua de una fuente añade al ambiente un toque de serenidad, mientras se accede a un elegante pasillo que conduce a las salas de estar y dormitorios. Desde aquí, unas escaleras conducen a una habitación encantadora con magníficas vistas al valle y al mar. Actualmente se utiliza como oficina, pero se le pueden otorgar distintos usos: sala de lectura, estudio, gimnasio o sala de juegos.

Justo debajo hay una gran suite privada con su propio acceso al jardín y terraza desde donde se disfruta una perspectiva diferente de las vistas. Se trata de una suite en el sentido original del término, ya que incorpora un amplio vestidor, un opulento baño de mármol y un dormitorio comunicado con un elegante salón privado con chimenea.

El amplio salón tiene altos techos abovedados y vistas a un jardín muy cuidado cuyo césped presenta una suave inclinación hacia la piscina, que se encuentra abajo. Desde este lugar, rodeado de intensa vegetación, las vistas del valle son, sin duda, lo mejor de todo, creando un entorno privilegiado en el que poder relajarse o entretenerse. La terraza cubierta se extiende a lo largo de toda la fachada de la vivienda, donde su elegante comedor al aire libre se convierte en un lugar ideal para cenar y disfrutar la fragancia de los árboles.

El comedor interior, que une el salón a una moderna cocina alemana, cuenta también con unas impresionantes vistas que le sirven como imponente telón de fondo. Junta a la cocina se encuentra una lavandería profesional que conecta con el garaje; ambos disponen de luz natural. El ala de invitados forma una zona de estar independiente, con dos apartamentos de lujo, con baños de mármol, amplias habitaciones y terrazas propias. Los apartamentos también comparten una sala de estar y una cocina, decoradas con un gusto exquisito.

A modo de conclusión, esta propiedad ha sido diseñada para impresionar y para ser disfrutada, gracias a su confort, que, en gran medida, viene dado por su bello paraje, cerca de todos los servicios que Marbella ofrece; lo que la convierte en lo último en calidad de vida.


  • Compartir artículo