¿Reactivación del mercado inmobiliario en Marbella y La Costa del Sol?

Compartir Diana Morales | Ago 12 2009

Sigo con atención las noticias que aparecen sobre el comienzo de la reactivación del mercado inmobiliario en otros países y lugares y confirmo que por lo general provienen de profesionales del sector.

Algunos de nuestros clientes cuando hacemos mención a estas noticias se muestran muy escépticos a creerlas y piensan que son intencionadas. Puede que lo sean en algunos casos. Veamos lo que nosotros en DM Properties hemos observado que está sucediendo y que se inició a mediados de febrero:

Los 4 meses anteriores a Marzo fueron de mucha actividad en cuanto al número de demandas recibidas y visitas a propiedades. Resultados: pocos o ninguno según nuestra propia experiencia y la de algunos de nuestros colegas a los que hemos consultado y nos resultan mas creíbles y que son aquellos con una larga trayectoria en la intermediación inmobiliaria.

En Marbella y municipios colindantes, a partir de Marzo y durante los meses siguientes empiezan a concretarse ventas, sobre todo de apartamentos en un rango entre los 200.000 y 900.000 euros y villas hasta 2 millones. El mercado alto sigue muy tranquilo y con pocas ventas aunque en los últimos dos meses hay un mayor número de visitas en este sector.

¿Qué se vende y como mejorar la venta de su casa en Marbella?

Los propietarios nos preguntan a menudo qué es lo que se vende y qué hay que hacer para acelerar la venta de su propiedad ya que en algunos casos tienen urgencia por razones ya sean económicas o simplemente porque tienen otros planes o proyectos que hacen necesario deshacerse de su propiedad.

Podemos resumir a continuación los elementos que hacen que una propiedad se venda antes que otra:

  • Situación. Si se encuentra en una zona consolidada y reconocida como buena y deseada, cercanía a playa o de fácil acceso a mercados, restaurantes, tiendas o centros de ocio y buenas vistas. Este último, claro, ha sido siempre un gran atractivo para la mayor parte de los compradores ya sea en épocas de bonanza como en épocas de crisis.
  • Precio competitivo. Es decir que sea la propiedad de menos precio dentro del complejo o urbanización donde se encuentra. El comprador de hoy en día que cuenta con la gran ayuda de Internet, es un cliente “educado” que contrasta información y precios y se hace su pequeño estudio de mercado y compara precios fácilmente. Con la ayuda de su agente inmobiliario que le ofrecerá no sólo las propiedades que tenga en su cartera sino también las de otras agencias con las que colabora y por lo tanto tiene acceso a un mayor número de propiedades, podrá encontrar la propiedad con el menor precio. Nota: A modo de ejemplo, DM Properties es miembro fundador de LPA, asociación de agencias inmobiliarias que comparten una base de datos común y se rigen por los mismos principios de profesionalidad y ética.
  • Características propias de la propiedad tal como superficie, calidades y estado de conservación. Es indudable que a la hora de elegir, el comprador elegirá aquella propiedad mejor conservada y en la que no tenga que invertir en mejoras o cambios. Y en el caso de que tenga que hacer esta inversión tendrá una compensación en el precio o descuento que pueda recibir.
  • Singularidad de la propiedad. Si la propiedad es única en cuanto a su posición o calidad, por ejemplo si se trata de primera línea de mar y cuando ya es imposible reproducirla. Por lo general esto último está relacionado con la ubicación: primera línea de mar, primera línea de golf o el tamaño de la parcela dentro de su zona.
  • Confianza por parte del comprador. Cuando el comprador observa que ha perdido la oportunidad de comprar una propiedad porque no se ha decidido a tiempo, con la esperanza de que el precio bajara aun más y cuando finalmente se decidió se encontró con que ya estaba vendida. Esto ocurre sobre todo con propiedades que se encuentran en zonas muy apreciadas y que siempre resultan apetecibles a un gran número de compradores. Es decir el comprador tiene confianza en que está haciendo una buena compra y no debe dejar escapar la oportunidad.

En base a lo anterior nuestros consejos a los que deseen vender su propiedad en estos momentos:

Compare su propiedad con otras similares en su zona o en zonas que puedan ser comparables. Revise su precio si no lo ha hecho antes. Olvídese de los precios de hace 2 años o aún de hace 7 meses. Si tiene una tasación de esa época, olvídese de ella y hable con su agente inmobiliario y pida que le actualice el precio y le dé su sincera opinión sobre el precio realista en el mercado. No fije el precio por si mismo, escuche la opinión de los expertos.

Mantenga su propiedad en buen estado. Haga todos los trabajos necesarios para que se encuentre en buen estado de presentación y mantenimiento. No oculte los defectos y esté preparado para hacer rebajas para cubrir esos gastos si usted prefiere no hacerlo. Sepa cuánto pueden costar esas mejoras y no tome la actitud de que es cuestión del comprador hacer esas mejoras ya que usted ha podido vivir sin ellas. No subestime la inteligencia y conocimiento del comprador.

Sepa exactamente cuál va a ser la incidencia impositiva a la hora de vender y evite encontrarse con sorpresas cuando ya se ha comenzado una negociación con un posible comprador.

Responda rápidamente a las ofertas que se le presentan. No crea que su propiedad es única y que el ofertante puede esperar. Tome conciencia de que el comprador tiene otras ofertas y que está tratando con propietarios que pueden ser más flexibles o tener realmente necesidad de vender.

Si va a utilizar una agencia inmobiliaria, recurra a aquellas con larga trayectoria en la zona y de probada experiencia, que colaboren con otras agencias o sean parte de asociaciones o redes inmobiliarias que les permite tener un mayor acceso a posibles compradores y capacidad para promocionar su propiedad.

Dé incentivos a su agente inmobiliario. No se trata de aumentar su comisión, sino de trabajar en equipo con su agente, escucharle y respetar su opinión. Atenciones como darle acceso a su propiedad fácilmente sin que el agente tenga que estar perdiendo tiempo recogiendo llaves o llamando innumerables veces al teléfono de contacto para que le abran la vivienda motivará al agente. Si es posible, tenga una persona de su confianza presente si usted se halla ausente para que abra las ventanas, encienda las luces si fuera necesario y mantenga la propiedad limpia cuando hay alguna visita. ¡Esto causará una muy buena impresión en alguien que visita la propiedad por primera vez!

Lea más en nuestros «Consejos para el vendedor» o si lo desea, no dude en contactarnos con cualquier cuestión al respecto.

Diana Morales


  • Compartir artículo