Empresas estadounidenses salen a comprar activos europeos

Compartir Diana Morales | May 16 2012

La situación económica y financiera en Europa, y la Zona Euro, en particular, está generando oportunidades en áreas inesperadas. Sabemos que los inversores con liquidez están comprando bienes raíces y otros bienes a precios no vistos desde hace unos años, pero no se esperaba que muchos de ellos vendrían de E.E.U.U.
Flag
En realidad, los inversores con liquidez pueden provenir de cualquier lugar, incluyendo Europa y los EE.UU., pero teniendo en cuenta cómo la marea económica se ha orientado hacia Asia se podría anticipar que la mayor parte de las compras de “oportunidades” en Europa las habrían de realizar los inversores y empresarios asiáticos – muchos de los cuales son realmente ricos y disponen de dinero en efectivo.

Estados Unidos tiene sus propios problemas económicos y financieros pero el país ha vuelto a mostrar índices de crecimiento y creación neta de empleo en un momento en que Europa está aún por hacerlo. Muchos de los grandes inversores privados de Estados Unidos y las empresas financieras están viendo oportunidades aquí, haciéndose con bienes raíces de gran envergadura y edificios emblemáticos como el Montevetro – la torre más alta de Dublín – o comprando préstamos sobre bienes raíces y las propiedades que los acompañan de los bancos de todo el continente europeo.

Estados Unidos se encuentra en el mismo escenario, aunque en menor medida, ya que las autoridades reaccionaron más rápido que sus homólogos europeos obligando a los bancos a hacer grandes amortizaciones de sus activos inmobiliarios y hacer frente a la revisión de sus balances. Esta una de las razones por las que las instituciones financieras son ahora más saludables en el país donde la crisis financiera comenzó en el año 2008 que en la región que se vio luego afectada mas severamente por su expansión: Europa.

Esta mayor participación estadounidense en Europa, que ha crecido considerablemente en los últimos meses, no está exenta de riesgos, pero los estadounidenses creen que los niveles actuales de precios son tan atractivos que el potencial supera el riesgo. El proceso también es impulsado por el hecho de que muchas de las instituciones financieras de Europa están reduciendo su exposición financiera en todos los ámbitos desprendiéndose de sus activos. Los bienes raíces son un componente clave en esto y ofrecen a los bancos una oportunidad única para reducir sus balances a la vez que reúnen un capital muy necesario y en el proceso incrementan su Nivel 1 de capital en relación a su coeficiente de activos.

En conjunto, se cree que las instituciones financieras europeas quieren deshacerse de $ 3 mil millones en activos financieros en menos de dos años. El número de grandes inversores que pueden absorber este tipo de activos dentro de la propia Europa es limitado, y no se puede confiar exclusivamente en el mercado asiático, por lo que el interés de los inversionistas estadounidenses es muy bienvenido.

Esta es una buena noticia para el mercado inmobiliario en todo el continente, y en particular para el comercial dentro de la Zona Euro, ya que habrá de resultar en un incremento de las transacciones inmobiliarias y su adquisición por propietarios más solventes.

La inclusión de los grandes préstamos en la cesta de compra de los inversores financieros y la adquisición de propiedades también habrá de impulsar la actividad en el sector inmobiliario residencial, y en algunos casos, incluso, abrir las posibilidades de financiación en un momento en que su escasez es uno de los componentes clave de la fragilidad en el mercado inmobiliario europeo.


  • Compartir artículo