El Hotel Marbella Club celebra su 60 aniversario

Compartir Pia Arrieta | Feb 23 2015

Con motivo de la celebración del 60 aniversario del Hotel Marbella Club, repasamos su rica y vibrante historia, y los muchos invitados distinguidos y famosos que se han alojado en él durante los últimos años.

Entrada Marbella Club Hotel

Cuando el príncipe Alfonso viajó desde Madrid en 1948 para comprar una impresionante finca rural de 180.000 metros cuadrados a orillas del Mediterráneo, tenía la intención de convertirla en su refugio familiar junto a la playa. No podía imaginarse que el encantador cortijo andaluz, Santa Margarita, y sus terrenos circundantes se convertirían en uno de los hoteles más prestigiosos de Europa, y del mundo.

Los primeros huéspedes de la finca fueron turistas franceses en su viaje desde el norte de África a Francia, que se sintieron fascinados con su magnífica ubicación y el idílico paisaje. El Marbella Club nació con veinte habitaciones, un comedor y un bar situado en la parte central de la propiedad, que fue abierto a los visitantes en 1954.

Después de sus múltiples viajes por Europa y EE.UU., el príncipe Alfonso tenía las ideas claras acerca de qué clase de hotel de lujo quería crear; combinando la sofisticación chic de la Riviera francesa con el brillo y el glamour de los establecimientos estadounidenses que había frecuentado.

Con este proyecto en mente, el príncipe Alfonso trajo un equipo de amigos y familiares que compartían su visión, y juntos crearon el Hotel Marbella Club que conocemos y adoramos. El conde Rudi comenzó a trabajar como subdirector el 1 de enero de 1957, con toda la energía de la juventud y su optimismo sin límites. «Todas las semanas se celebraban al menos tres fiestas: una búsqueda del tesoro, una fiesta de disfraces en la playa, y otras diversas», recuerda. «Siempre había algo que hacer.»

Destino de lujo para la alta sociedad

Durante los años sesenta, Marbella se convirtió en un destino que competía con St. Tropez y Mónaco, y una avalancha de aristócratas, millonarios y estrellas de Hollywood comenzaron a hospedarse en este complejo hotelero de lujo junto a la playa en el sur de España. El Hotel Marbella Club se convirtió en el patio de recreo de los ricos y famosos: desde don Juan de Borbón, conde de Barcelona, padre de don Juan Carlos, que atracó su yate frente a la costa como el resto de la alta sociedad española, hasta Gunther Sachs y estrellas de cine de la talla de Brigitte Bardot y Audrey Hepburn.

Muelle Marbella Club Hotel

En 1967, la revista Town & Country describe el Hotel Marbella Club como
«el gran descubrimiento de los hoteles de cuatro estrellas. Animado, fiestero, y el más social de todos. A pesar de ser nuevo, tiene su estilo propio, sus propias luces».

Los años setenta fueron testigos de la inauguración del ilustre puerto deportivo de Puerto Banús, que supuso una nueva era para el desarrollo y consolidación de Marbella. La ciudad se había convertido en el lugar de moda y el Marbella Club el hotel idóneo para alojarse. Durante la década de los 80, el hotel fue admitido en la asociación The Leading Hotels of the World; mientras que la Costa del Sol comenzaba a experimentar un tremendo auge en el sector turístico, el Marbella Club representaba el icono del estilo de vida marbellí, cada vez más glamouroso y continuamente atrayendo a celebridades, a la realeza y a la jet set internacional.

En las últimas décadas, este establecimiento legendario ha continuado creciendo y prosperando, con ampliaciones, nuevos restaurantes y reformas, que han mantenido su encanto original, ofreciendo siempre un lujo exquisito. Aquí se celebran algunas de las mejores fiestas y eventos de Europa, desde conciertos al aire libre en sus pistas de tenis, hasta noches bohemias en su club nocturno junto a la playa; el Marbella Club no es solo una institución de la ciudad, es la esencia de la elegancia y el glamour que han convertido a nuestra ciudad en el destino vacacional de lujo que es hoy.


  • Compartir artículo