French election

Elecciones francesas: soplo de aire fresco para Europa y el Euro.

Compartir Pia Arrieta | May 26 2017

Tanto si a usted le gusta el nuevo presidente electo de Francia, Emanuel Macron, o no, como si conjuga con sus políticas económicas y sociales, el hecho es que tanto para los mercados y para la Unión Europea en su conjunto, su Victoria por un considerable margen ha sido un soplo de aire fresco para Europa.

Elecciones Francesas

El joven que ha venido de «la nada» para ganar y resistir las políticas de candidatos que estaban predestinados a ganar las elecciones, como la figura de centro-derecha Francois Fillon, es una alternativa más que aceptable, sobre todo para dar cierta estabilidad a la economía y a la política de su país, en el que Republicanos y Socialistas han dominado el electorado desde los años 50. Ha vencido a dos políticos populistas como Jea-Luc Melenchon y a Marie Le Pen, quienes por cierto han superado sus expectativas de votos, quienes con sus políticas anti-Europa, habían generado cierto temor en los ciudadanos Franceses.

Estabilidad y continuidad.

Este miedo ha sido ahora superado, y en Macron, el viejo continente tiene a un líder pro-Europeo que intentara mantener y reforzar el status quo que históricamente ha tenido Francia, a la vez que intentara liberalizar la economía Francesa y el mercado laboral. Macron tendrá que hacer frente a las necesidades de la economía Francesa, y a una población disgustada con su clase política, a la que tildan de elitista y clasista, siendo él un político al que se considera como moderado.

Los mercados han respondido con alivio, el Euro mantuvo su valor, y ahora todos miran con esperanza si Macron será capaz de cumplir sus promesas y relanzar a la segunda economía más grande de la Eurozona. Para España (particularmente para la Costa del Sol), esto son buenas noticas, ya que el mercado Francés había ganado importancia en los últimos años, pero como decíamos durante el primer periodo de Francois Hollande, incluso un presidente con baja popularidad puede causar que sus habitantes descubran las bondades de Marbella.


  • Compartir artículo