Ruinas Romanas en Marbella

Compartir Diana Morales | Jul 11 2011

‘Historia clásica’ no es precisamente lo que nos viene a la cabeza cuando pensamos en Marbella, y mucho menos cuando hablamos de sus playas. La verdad es que solemos considerar toda esta zona como una especie de mega-complejo turístico creado con el único propósito de proporcionar descanso, relax y la práctica del hedonismo contemporáneo, pero la realidad es que la costa sur andaluza es uno de los escenarios históricos de mayor riqueza en Europa.

Ruinas Romanas

Uno de los mejores ejemplos lo tenemos en Cádiz, a hora y media de Marbella en dirección oeste, es considerada por muchos como la ciudad más antigua de Europa, fundada por los fenicios y marco de grandes acontecimientos históricos. Entre ellos encontramos la batalla de Monda, en la cual Julio César derrotó a los hijos de Pompeyo, la movilización de sus tropas por parte de Aníbal de camino a Roma en las guerras Púnicas y los muchos episodios de la conquista árabe, la reconquista de los Reyes Católicos y las guerras napoleónicas, sin olvidarnos de la guerra civil española.

Con esto en mente, quizá no nos sorprenda tanto descubrir que justo detrás de la playa de San Pedro se encuentran restos de ruinas romanas en sorprendente estado de conservación Originalmente descubiertas al desecar una ciénaga a principios de los años 20, las ruinas consisten de una villa romana y una basílica paleocristiana. Protegida por los eucaliptos a tan solo unos metros de la playa, la villa es una excelente muestra del hogar de un rico mercader romano, con elementos de lujo tales como letrinas, suelo radiante y spa privado.

Ruinas Romanas

Esta villa, de la que se puede apreciar el trazado de su distribución en el suelo y el pavimento de mosaico, estaba ubicada en la linde de un próspero asentamiento costero dedicado a la producción de “garum”, un condimento romano muy apreciado a base de pasta de pescado. Algo más moderna (unos 200 años) es la basílica paleocristiana del siglo VI que actualmente es la muestra más importante que podemos encontrar en Europa. Al comenzar la caída del Imperio Romano, España quedó bajo la jurisdicción del Imperio Bizantino, cuya capital era Constantinopla – hoy en día Estambul.

Ruinas RomanasOtro objeto singular es la pila bautismal, en excelente estado de conservación y única en su clase en Europa, que fue utilizada por diversas generaciones en un pasado muy lejano, antes de que el paso del tiempo relegase esta pequeña iglesia durante siglos a una sagrada soledad. El interés de algunos vecinos locales hizo que estas ruinas se abriesen de nuevo al público, para lo que hubo que acondicionar la zona, señalizarla y promoverla a nivel turístico y cultural como parte de la auténtica herencia histórica de Marbella. Aunque este tesoro arqueológico sigue siendo un desconocido para turistas e incluso para muchos de los residentes locales, es visitado frecuentemente por alumnos de los colegios de la zona, ya que sí aparece en sus libros de historia.

Con el apoyo y respaldo de la ciudad de Marbella, la Asociación Vega del Mar organiza concursos fotográficos, visitas guiadas y también ofrece artículos promocionales y obras de arte elaboradas por ellos mismos con objeto de conservar y dar a conocer este legado extraordinario que ha sobrevivido hasta nuestros días.

www.vegadelmar.org


  • Compartir artículo