La Quinta: donde Marbella se hace campo

Compartir Diana Morales | Jul 21 2011

La Quinta es una zona que goza de gran popularidad como lugar de residencia habitual o de vacaciones, en un entorno propio de un club de campo. Enclavada en los suaves pliegues y ondulaciones de un valle, se encuentra a escasos minutos en coche de Marbella y San Pedro, distancia suficiente para conservar un cierto aire campestre.

Aquí podemos disfrutar de un microclima suave e impresionantes vistas panorámicas hasta Gibraltar, en orientación suroeste, que de hecho es la más demandada por los aficionados al sol. Es una zona residencial bastante exclusiva, en la que encontramos viviendas unifamiliares, apartamentos excepcionales y una selección de las mejores casas adosadas de Marbella y sus alrededores.

Golf
Muchas de estas propiedades disfrutan de excelentes vistas a las verdes calles del campo de La Quinta Golf Club, cuyo trazado recorre la orografía natural del valle a modo de alfombra verde flanqueada por frondosos árboles y salpicada de pequeños lagos. Si parece un lugar de ensueño es porque nos encontramos en un campo de especial belleza, en parte gracias a la abundancia y madurez de la vegetación que conforma el paisaje.

La Quinta

El Club de Golf es el centro de la vida social de La Quinta. Se encuentra en un punto privilegiado donde el campo de golf acapara toda nuestra atención visual. Diseñado al estilo de un cortijo andaluz, es un elegante escenario para el golf y también punto de encuentro y reunión para los residentes de la zona. La Quinta nos ofrece un campo de 27 hoyos recientemente renovado que acoge competiciones nacionales e internacionales, un campo de prácticas con zonas especializadas, tienda de golf y todos los servicios adicionales que uno puede esperar, así como su propia academia de golf: La Quinta Golf Academy, de reconocido prestigio internacional. Lógicamente toda la actividad del club se centra en la práctica de este noble deporte, pero sin olvidar que en las instalaciones de la Casa Club también disponemos de una exclusiva zona de bar y lounge, un restaurante de calidad y una amplia terraza con vistas panorámicas. Un lugar muy frecuentado para reuniones y eventos sociales ó de negocios, que también ofrece zona Wifi.

Spa resort
El Hotel Meliá La Quinta Golf & Spa Resort es un exclusivo establecimiento de 5 estrellas que contribuye a la calidad de vida de esta zona. Alojado en instalaciones independientes pero a tan solo unos pasos de la casa club y el campo de golf, mantiene un sofisticado aire andaluz en consonancia con el entorno, ofreciendo en su interior un lujoso spa donde disfrutar de una amplia variedad de tratamientos de salud y belleza, jardines exuberantes con piscinas, terrazas y servicio de restauración al aire libre que es una opción ideal para recepciones y presentaciones, así como un Club Infantil con personal cualificado donde cuidan de los más pequeños entreteniéndoles con un sinfín de actividades.

Las habitaciones y suites están elegantemente decoradas, al igual que las salas de reunión y los tres restaurantes. La oferta de restauración incluye el Restaurante La Quinta, el Restaurante Los Arcos – un lugar de inspiración romántica con cocina mediterránea – y el restaurante Kaede, que se ha convertido en un referente de la cocina japonesa en Marbella y sus alrededores. También dispone de un delicatessen para gourmets: Gourmet La Quinta, muy frecuentado por los residentes habituales de la zona.

Estilo de vida
Con tantas comodidades y servicios a sus pies, incluyendo pistas de pádel y 3 campos de golf de 9 hoyos diseñados por Manuel Piñero, sede habitual de torneos y campeonatos, La Quinta ofrece un entorno elegante pero lleno de vida, rodeado de naturaleza y a escasa distancia de la playa, centros comerciales y de la vida nocturna de Marbella. En los alrededores de La Quinta predominan las zonas residenciales de abundante vegetación y cuidados jardines, pero también está delimitada por espacios naturales abiertos en los que adentrarse a practicar senderismo, un paseo en bicicleta ó simplemente caminar disfrutando del entorno rodeados de árboles. Sin duda son argumentos que justifican que haya sido una de las zonas residenciales más demandadas desde hace más de 20 años.


  • Compartir artículo