El Museo Ralli: uno de los secretos mejor guardados de Marbella

Compartir Diana Morales | Ene 10 2012

En una ciudad conocida por su hedonismo y criticada por una supuesta carencia cultural, el Museo Ralli es la prueba de que esta parte del mundo puede sostener por sí misma su terreno cultural y artístico.

Oculta al inicio de la Milla de Oro, el museo, que alberga una colección sorprendente de arte, en realidad forma parte de una grupo de museos ubicados en Uruguay, Chile, Israel y España. El primero, enclavado en la ciudad turística de Punta del Este en Uruguay, fue inaugurado en 1987, seguido por el de Santiago de Chile en 1992 y por el de Cesarea (Israel) un año más tarde. En el año 2000 llegó el de Marbella, y en 2007 se inauguró otro museo de arte clásico en Cesarea. Se completó así una de las primeras series de museos de arte internacional del mundo.

Otra parte interesante de los museos Ralli es que se fundaron de manera altruista, es decir, por el simple deseo de llevar el talento de los pintores tanto latinoamericanos como españoles al resto del mundo, y de difundir así el impacto de la textura, de las tonalidades y de la emoción de estas obras, que interpretan temas culturales, políticos, históricos y profundamente humanos a través de distintos estilos y materiales. En conjunto, los museos Ralli de todo el mundo ofrecen su espacio de exhibición a obras de los más grandes artistas argentinos, uruguayos, chilenos, colombianos, venezolanos y mexicanos, así como a una selección de pintores y escultores europeos y americanos, entre los que se encuentran nombres como los de Joan Miró o Salvador Dalí.

Fundada sobre el principio de que el arte debe llevar la luz, el color y la felicidad a la vida de las personas, además de unirlas a otras de todo el mundo, los museos Ralli son administrados por una fundación sin ánimo de lucro que sigue añadiendo piezas a la que ya es la mayor colección de arte latinoamericano. Inmaculado e impresionante, adjetivos muy propios de Marbella, el Museo Ralli no le cobrará nada por escapar del mundo cotidiano y deslizarse a una dimensión de colores, luz, formas y texturas que serán lo que usted quiera que sean: reflexivos, intensos, relajantes o simplemente, hermosos.

www.rallimuseums.org


  • Compartir artículo